Comunicación

Notas de prensa y comunicados

Parados de larga duración, mayores de 45 años

17 noviembre, 2016

Desde el inicio de la recuperación del mercado laboral en el 1T14, los parados de larga duración (aquellos que llevan más de un año en el desempleo), se han reducido un 33% hasta el 3T16, sin embargo, siguen representando un peso sobre el total de parados, demasiado alto […]

MUJERES Y MAYORES DE 45, PRINCIPALES VÍCTIMAS DEL DESEMPLEO DE LARGA DURACIÓN

– Necesitamos políticas activas que mejoren su grado de empleabilidad y facilidades para la contratación temporal, que se presta como la mejor vía de tránsito de estos parados, hacia el empleo –

 

  • Los parados de larga duración (aquellos que llevan más de un año en el desempleo), se han reducido un 33% hasta el 3T16.

  • Cuanto más largo es el periodo en desempleo, más difícil resulta la vuelta al mercado laboral: se acentúa la obsolescencia de sus habilidades laborales.

  • Está concentrado en mujeres y mayores de 45 años: el 51,7% son El 68,8% del total de parados mayores de 45, lleva parado más de un año.

  • Apenas un 30% de los beneficiarios de las prestaciones por desempleo, mayores de 45 años, ha cotizado previamente para dicha contingencia

  • La solución no se limita a la concesión de una prestación económica. Es fundamental el diseño y la aplicación de políticas activas que mejoren la empleabilidad de estos colectivos.

  • Mientras que el 5,3% de los parados de larga duración, mayores de 45 años, encontró un trabajo temporal, solo el 0,6% logró uno indefinido.

  • Las Comunidades Autónomas en las que la tasa de paro es mayor, son también las que más dificultades presentan a la hora de que un parado de larga duración, mayor de 45 años, pueda acceder a un puesto de trabajo.

Previsión PARO

·         En 2016 podríamos superar los 560.000 ocupados más.

·         La velocidad de crucero se mantendrá hasta final de año en torno al 3%.

·         Cerraremos 2016 con un incremento promedio anual del 2,9% y una creación de empleo que superará las previsiones más optimistas.

Paro de larga duración…

Desde el inicio de la recuperación del mercado laboral en el 1T14, los parados de larga duración (aquellos que llevan más de un año en el desempleo), se han reducido un 33% hasta el 3T16, sin embargo, siguen representando un peso sobre el total de parados, demasiado alto (alcanza ya el 56,6%).

Cuanto más largo es el periodo en desempleo, más difícil resulta la vuelta al mercado laboral: se acentúa la obsolescencia de sus habilidades laborales.

…concentrado en mujeres y mayores de 45…

No es la primera vez que comentamos la feminización del paro. Un hecho que es aún más acentuado si analizamos las características de los parados de larga duración.

  • Del total de parados, el 50,7% son mujeres.
  • Del total de parados de larga duración, lo son el 51,7% (mujeres).

Las mujeres no son las únicas que sufren este desequilibrio del mercado laboral, que está también muy concentrado en los mayores de 45 años. El 68,8% de este colectivo de trabajadores, lleva parado más de un año. Pensemos en el grave problema que supone esta situación, para estos individuos que ven cómo se acerca su jubilación y necesitan cotizar para poder recibir una pensión pública “decente”.

…lo que supone más desequilibrios…

Los mayores de 52 años, que entrarían en este grupo de trabajadores, cuentan con una cobertura de prestaciones por desempleo especial y superior al resto de colectivos. Además, la proporción de parados de más de 45 años que se benefician de ella, supera en 17,5 puntos porcentuales a los menores de esta edad, que reciben una prestación.

El riesgo radica en que apenas un 30% de los beneficiarios de estas prestaciones, mayores de 45 años, ha cotizado previamente para dicha contingencia. Por contrastar, en el caso de los jóvenes, esta proporción es casi el doble.

…y nos apremia a diseñar políticas activas que mejoren su grado de empleabilidad.

La solución que precisa este desequilibrio del mercado laboral español, no se limita a la concesión de una prestación económica. Es fundamental el diseño y la aplicación de políticas activas que clasifiquen a este tipo de parados según sus habilidades, refuercen aquellos puntos en los que deben formarse o actualizar su formación, en función de las demandas del mercado; y les orienten eficazmente en la búsqueda de empleo.

Mejorar la empleabilidad de todos los parados y en especial, de los de larga duración, es la única manera de conseguir recolocar al tremendo número de parados de larga duración que tenemos en España. De hacerlo de otro modo, sería tremendamente complicado. Tanto, que el resultado de cualquier otra acción, sería insuficiente.

La temporalidad, una herramienta para corregirlo.

La temporalidad está ofreciendo más posibilidades y hace más fácil el tránsito del desempleo al empleo, que el empleo indefinido. Esta realidad, no la observamos sólo para los mayores de 45 años, sino que se da para todos los colectivos.

En el caso concreto de los mayores de 45, mientras que el 5,3% de los parados de larga duración, encontró un trabajo temporal, solo el 0,6% logró uno indefinido.

Es importante tener en cuenta esta opción, recordando nuevamente la importancia de que este colectivo se reenganche al mercado laboral en el trayecto final de su carrera profesional. Esto beneficiaría, por supuesto, a los trabajadores; y que también supondría un alivio para el sistema general y en concreto, para la Seguridad Social.

¿En qué CCAA tienen más probabilidades de salir de las listas de parados?

Las Comunidades Autónomas en las que la tasa de paro es mayor, son también las que más dificultades presentan a la hora de que un parado de larga duración, mayor de 45 años, pueda acceder a un puesto de trabajo. Destacan Andalucía y Extremadura, que a pesar de ser las regiones donde los parados de larga duración lo tienen más complicado, no cuentan con los porcentajes más altos de parados de larga duración en este colectivo.

Islas Canarias, La Rioja y Castilla la Mancha, son las que presentan unas tasas de parados de larga duración, en mayores de 45 años, más abultadas. En todas ellas, más del 78% de los parados de más de 45 años, llevan desempleados más de un año.

Los mejores datos los encontramos en las Islas Baleares, Cantabria y el País Vasco. En ellas, la tasa de paro es la mitad que la media nacional y la probabilidad de encontrar un empleo es el doble que en España.

La valoración de ASEMPLEO:

“El tiempo juega en contra de los desempleados de larga duración, que al permanecer fuera del mercado laboral y desconectados de sus necesidades, ven como sus habilidades profesionales están cada vez más obsoletas. Un desfase entre capacitación de la oferta y necesidades de la demanda, que no puede dejarnos indiferentes y que debe apremiar a instituciones y agentes sociales a colaborar para diseñar políticas activas que mejoren por un lado, la empleabilidad de estos trabajadores, y al mismo tiempo, faciliten su incorporación al mercado laboral.

El problema es de gran calado y se acrecienta si analizamos la situación del colectivo más afectado, los mayores de 45 años. La jubilación de estos desempleados está a la vuelta de la esquina y su pensión depende de este último periodo de su vida laboral.

Las Agencias Privadas de Empleo tenemos los recursos, la experiencia y el know how, necesarios para acompañar a estos parados en su reenganche al mercado laboral y podemos aportar, mediante una diagnosis individualizada, orientación y formación precisa, un mecanismo para seguir en el juego y poder optar a un puesto de trabajo. En este sentido, insistimos en la necesidad de construir un marco de colaboración público privada en materia de empleo, que sea eficaz y eficiente en la colocación de todas estas personas que aún están en edad activa y que pueden suponer un recurso muy importante para nuestra economía”.

Andreu Cruañas

Presidente de Asempleo

 

Más información
© 2016 Asempleo