Informes Actualidad Mercado Laboral

La Colaboración Público-Privada en el Mercado de Trabajo: Experiencias comparadas y posibilidades para España

Octubre 2014

La Colaboración Público-Privada en el Mercado de Trabajo

ASEMPLEO ha presentado hoy el Informe “La Colaboración Público-Privada en el Mercado de Trabajo: Experiencias comparadas y posibilidades para España” elaborado por la consultora independiente PriceWaterhouseCoopers. Ante un numeroso público y distintos medios de comunicación, han presentado el acto: José María Lacasa (Secretario General de CEOE), Miguel Rodriguez-Piñero (Senior Counsellor de PwC), Daniel Dominguez (Senior Manager de PwC), François Roux (Delegado General de Prism’emploi) y Andreu Cruañas (Presidente de ASEMPLEO). Las conclusiones del informe demuestran que un incremento en el gasto destinado a la Colaboración Público-Privada (CPP) en servicios de colocación equivalente al 10% del normalmente realizado en España implicaría un beneficio para la administración de 20 millones de euros aproximadamente.
El objeto del informe es realizar una aportación al diseño de las políticas públicas sobre mercado de trabajo a partir de la experiencia de los países más destacados en el uso de estas formas de colaboración, y extrapolando sus resultados para España.

Ha abierto el acto el secretario General de CEOE, Jose María Lacasa, recordando el compromiso de CEOE con los retos que ha asumido España en materia de empleo ante la Unión Europea. Lacasa ha incidido en que la movilización de recursos para dinamizar la entrada de personal al mercado laboral debería estar basada en la eficacia, en la eficiencia y en la máxima transparencia de los recursos privados o públicos utilizados.

Según ha explicado Miguel Rodriguez-Piñero, quien ha analizado las experiencias europeas y el caso español, “la CPP es un elemento ordinario en el funcionamiento de los mercados de trabajo contemporáneo, en los que los Estados se apoyan en los operadores privados para completar y mejorar la actuación de sus servicios públicos de empleo. Los resultados son en general satisfactorios, aunque se identifican algunas disfunciones que los Estados han venido corrigiendo, lo que pone de manifiesto que esta colaboración se va adaptando a las circunstancias para asegurar su eficiencia. La proyección de los datos disponibles a España demuestra que sería posible una importante contribución al empleo en nuestro país. En el caso español, la colaboración se ha producido de forma muy tardía, sólo en el contexto de la crisis económica, con mucho retraso en la implantación de las medidas una vez diseñadas. Además, el modelo español es bastante limitado en sus efectos, pobremente financiado y que no alcanza a todo el territorio nacional; esto, unido a lo lento de la implantación, indica que los resultados serán mucho menores de los que podrían lograrse con una aproximación más ambiciosa.“
Por su parte, Daniel Domínguez, quien ha estimado el posible impacto que tendría un mayor grado de CPP en España, concluye que, “de acuerdo con la estimación resultante, un incremento en el gasto destinado a la CPP en servicios de colocación equivalente al 10% del gasto normalmente realizado en España en servicios de cliente mediante proveedores de servicio tendría los siguientes impactos.
? Se incurriría en un coste directo de 108,30 millones de euros.

? Se incrementaría la colocación de demandantes de empleo en 25.849 individuos

? En consecuencia, la Administración reduciría su coste en concepto de prestaciones de desempleo en unos 34,47 millones de euros

? Las cotizaciones a la Seguridad Social se incrementarían en 84,20 millones de euros.

? La recaudación del IRPF aumentaría en 0,2 millones de euros

? Como consecuencia del incremento del consumo de los trabajadores ocupados, la recaudación del IVA aumentaría en 9,32 millones de euros.

? Teniendo en cuenta todos estos efectos, se produciría un impacto positivo de 128,16 millones de euros sobre las cuentas de la Administración. Este impacto es superior al coste de la medida (108,30 millones de euros), lo cual implica un beneficio para la Administración de 19,86 millones de euros y una rentabilidad del 18,74% sobre el coste de la inversión.”
A continuación, Françoise Roux, Delegado General de Prims’emploi, ha analizado la experiencia francesa en materia de colaboración público-privada.
Por último, Andreu Cruañas, ?presidente de ASEMPLEO, ha remarcado la necesidad de que España afronte el reto del desempleo con una movilización de todos los recursos disponibles, de acuerdo con la exigencia europea y la experiencia exitosa que la colaboración público privada está ofreciendo en los países de nuestro entorno. Para el presidente de la Asociación de las Agencias privadas de Empleo, ” esta colaboración debe llevarse a cabo sin cuestionar el papel de liderazgo y coordinación que corresponde a los Servicios Públicos de Empleo, que cuenta con magníficos profesionales, y sin plantear una competencia absurda”. Cruañas ha insistido en que ” es preciso poner en juego una gran capacidad pero, al mismo tiempo, aplicar criterios de personalización y especialización en las necesidades de cada persona desempleada”. La colaboración será exitosa si se logra ” combinar la máxima transparencia, la mayor eficiencia en los recursos públicos y la mayor eficacia en las colocaciones, y todo ello en el menor tiempo posible”.

Ver informe en PDF