Análisis datos Paro registrado y EPA

PARO Ene-2018, Un arranque de año mejor de lo esperado

Febrero 2018

2018 ARRANCA MEJOR DE LO ESPERADO, A PESAR DE LA RALENTIZACIÓN ESPERADA

–  Los datos desestacionalizados (enero suele ser ‘un mes malo’) confirman el buen arranque del año –

  • La Seguridad Social ha perdido 178.170 afiliados. En los últimos doce meses, los datos arrojan una creación de 856 empleos, el mejor dato desde enero de 2017

  • El paro registrado ha aumentado en 63.747 personas y nos deja una cifra total de 3.476.528 parados

  • En el mes de enero se firmaron749.911 contratos, el 90,1% temporales, siendo reseñable el hecho de que el 72% sean a jornada completa y el resto a jornada parcial, cayendo estos últimos un 4% respecto al mes de diciembre

  • En términos interanuales los contratos indefinidos aumentan un 15,2%, mientras que los temporales lo hacen un 6%

  • Buenos datos para un mes de enero que pueden mitigar en cierta medida la prevista ralentización en la creación de empleo, pero que apremian a acometer los cambios necesarios en el mercado de trabajo, para adaptarlo a la realidad de la economía española y poder así seguir generando empleo de calidad en un mercado laboral eficiente e inclusivo

 

ANÁLISIS ASEMPLEO

El año suele comenzar con un aumento en el número de parados y una pérdida en la afiliación, con motivo de la finalización de la campaña navideña y dado que las contrataciones realizadas para las rebajas ya se han realizado con anterioridad y muchas de ellas, son prolongaciones de las efectuadas para las vacaciones de adviento. Así ha sucedido también en este 2018, un año que empieza con unos datos de enero ligeramente peores a los del año pasado.

La afiliación este mes disminuye en 178.170 personas, lo que supone una tasa de variación interanual del 3,44% (aumentando muy ligeramente desde el 3,42% del mes anterior). En términos desestacionalizados, la afiliación subiría en 66.600 personas.

El paro por su parte aumenta en 63.700 personas, lo que supone un ritmo de desaceleración interanual del 7,5% y, en términos desestacionalizados, el paro bajaría en 24.161 personas.

Dentro del Régimen General, la pérdida de afiliados este mes se concentra en el sector de la hostelería (-38.100), el comercio y la reparación (-37.400) y las actividades administrativas y servicios auxiliares (-30.900). El único sector que suma afiliados este mes es la industria manufacturera (+983 afiliados).

En términos comparativos, respecto al cambio obser-vado en enero de 2017, los sectores que se comportan diferencialmente mejor son la industria manufacturera (+1702), la construcción (+1.400) y la educación (+1.377). Por otro lado, el sector del comercio y repa-ración se comporta diferen-cialmente peor, al perder 4.732 afiliados más este año que en enero de 2017, seguido de las AA.PP., que pierden 2.900 ocupados y del transporte y almace-namiento (-1.500).

El número de contratos firmados este mes asciende a 1.749.911, de los cuales el 9,9% son indefinidos y el restante 90,1% temporales. El número de contratos aumenta por tanto un 5,9% respecto al mes anterior, y un 7,1% en términos interanuales (respecto a enero 2017).

Los contratos indefinidos destacan por su avance este mes (un 32% respecto al mes de diciembre) y también por su crecimiento interanual (+15,2%). Dentro de estos, el 63% son a jornada completa (avanzando un 16% interanual) y el restante 37% a jornada parcial (avanzando un 13% interanual).

Este mes se firman 56.000 contratos temporales más, lo cual supone un avance del 4% mensual y 6% interanual. Dentro de los contratos temporales, el  72% son a jornada completa y el resto a jornada parcial (28%). Los contratos temporales a jornada completa tienen un avance del 7% este mes, mientras que los contratos temporales a jornada parcial caen un 4% respecto al mes anterior. En términos interanuales, los contratos temporales a jornada completa aumentan un 5% y los contratos temporales a tiempo parcial lo hacen un 11%.

CONCLUSIONES ASEMPLEO

Pese a que el dato es malo, se trata de un mes de enero que muestra un buen comportamiento y que cumple con los presagios que teníamos a la vista de la trayectoria del mercado de trabajo a lo largo del año y contando con la tímida desaceleración en el ritmo de creación de empleo que esperábamos. En términos desestacionalizados, el dato es muy positivo y nos deja más de 600.000 nuevos empleos creados en los últimos doce meses, algo que no sucedía desde antes del estallido de la crisis económica.

Analizando los datos, es muy destacable el avance que se ha producido en el último año en la ruta marcada hacia el objetivo de conseguir una mejora en la calidad de los empleos creados. En este sentido y en lo que a nosotros respecta, los contratos temporales a tiempo completo han aumentado un 7% este mes y los firmados a tiempo parcial, han decrecido un 4% respecto al mes de diciembre. 

En definitiva, con estos datos se mantiene el mensaje de un ciclo robusto para el arranque del año 2018. Eso sí, insistimos en la necesidad de acometer las reformas que necesita el mercado de trabajo, para adaptarlo a la realidad de la economía española y poder así seguir generando empleo de calidad en un mercado laboral eficiente e inclusivo. Hablamos de cambios alineados a las demandas de trabajadores y empresas de una mayor flexibilidad que permita compaginar las exigencias de producción de la economía española (marcada por una tremenda estacionalidad), con la calidad de vida, en sentido amplio, que valoran, frente a todo, las nuevas generaciones de empleados.

Por último es importante señalar, de cara al futuro próximo, que, si bien es cierto que en 2018 el mercado laboral no va a dejarnos cifras tan abultadas en lo que a creación neta de nuevos puestos se refiere, como en el pasado año, también lo es que esperamos un primer trimestre positivo, gracias al importante efecto que suele tener la celebración de la Semana Santa en el mercado de trabajo y que se celebrará este año en el mes de marzo.

Ver informe en PDF