Análisis datos Paro registrado y EPA

Paro Nov. 2018. Análisis y valoración

Enero 2019

PASO ATRÁS PARA CONTENER LA DESACELERACIÓN DEL MERCADO LABORAL

  • Este mes de noviembre, la afiliación se reduce en 47.400 personas respecto al mes anterior, lo que sitúa la tasa interanual ligeramente por debajo del 3%

 

  •  Hostelería, sector primario y transporte y almacenamiento han tenido un comportamiento peor de lo esperado para estas fechas

 

  • Industria manufacturera y Construcción crean empleo pero no compensan el mal comportamiento de otros sectores

 

  • El paro registrado, por su parte, no aumenta, como estaba esperado, sino que se ha reducido en 1.800 personas, lo que ha permitido una nueva aceleración de la caída que refleja su tasa interanual (6,4%)

 

  • Los sectores económicos que han sido los motores en la creación de empleo acusan “cansancio

 

  •  Los contratos celebrados contienen su crecimiento interanual, al haber aumentado apenas un 2,7%

Este mes de noviembre, la afiliación se reduce en 47.400 personas respecto al mes anterior, lo que sitúa la tasa interanual ligeramente por debajo del 3%. Este balance mensual ha sido mayor del previsto por un peor comportamiento de las ramas de actividad que destruyen empleo este mes.

 

  1. Hostelería. En el régimen general, se deja casi 106.000 afiliados, unas 3.000 personas más que el mismo mes del año pasado, pero casi 15.000 más que en el año 2016. El mayor incremento del número de ocupados este año, dada la mayor afluencia y ocupación hotelera, junto con la dilatación de la temporada ha podido explicar una mayor destrucción de empleo este año que en los anteriores.

 

  1. Sector primario. Ya en el mes de octubre sorprendió al alza y en esta ocasión era esperable que drenase número de afiliados. En el régimen general, se reducen en unos 4.300 efectivos, similar a lo ocurrido hace dos años, pero casi 4 veces superior al balance mensual que se observó hace un año.

 

  1. Transporte y almacenamiento. En el régimen general, el número de afiliados se reduce en casi 2.000 personas, cuando en años anteriores se producía un incremento mensual de magnitud similar.

 

Dentro de este sector, las ramas que peor comportamiento relativo han tenido, si se compara con el mes de noviembre de años anteriores son: Transporte aéreo y Actividades postales y de correos.

 

Por otro lado, se ha registrado un insuficiente crecimiento de las ramas que crean empleo este mes.

  1. Industria manufacturera. En el régimen general, los afiliados apenas crecen en 2.300 efectivos, casi 4 veces menos que en el mismo mes de los dos años anteriores. Las ramas de actividad que peor comportamiento registran son: Fabricación de productos metálicos (excepto maquina),

 

Fabricación de vehículos de motor (ya viene mostrando un peor desempeño en meses anteriores), Fabricación de bebidas y de la alimentación (aunque en este caso crezca el empleo, lo hace con menos intensidad que en ocasiones anteriores, lo que resulta preocupante por el importante peso que tienen en el agregado del sector manufacturero).

 

En todos los casos, la alta exposición al exterior y la mayor desaceleración de los principales socios comerciales puede estar jugando un papel relevante en el desempeño de estos sectores.

 

  1. Construcción. Aporta algo más de 8.000 efectivos respecto al mes anterior, casi la mitad de lo que se incrementó el mismo mes del año pasado.

 

La desaceleración se nota, especialmente, en la rama de construcción de edificios y eso a pesar de que los visados de viviendas de obra nueva siguen creciendo a tasas de doble dígito hasta septiembre de este año (último dato disponible).

El paro registrado, por su parte, no aumenta, como estaba esperado, sino que se ha reducido en 1.800 personas, lo que ha permitido una nueva aceleración de la caída que refleja su tasa interanual (6,4% este mes, cuando llevaba anclada en el entorno del 6% desde el mes de mayo). Efectivamente, desde el año 2013 no se veía una caída de la afiliación y del paro registrado a la vez en este mes de noviembre.

Ahora bien, quizás no sea apropiado realizar comparaciones con aquel momento, ya que fue cuando se produjo el punto de inflexión en el mercado de trabajo español (al cambiar de destruir empleo a crearlo, recordemos que esto se produjo en febrero de 2014).

Los contratos celebrados contienen su crecimiento interanual, al haber aumentado apenas un 2,7% (el mes anterior lo hicieron a una tasa interanual superior al 10%). A pesar de ello, las dos modalidades contractuales (temporales e indefinidos) impulsan el crecimiento del agregado, no así si se distingue por la duración de la jornada de trabajo, ya que el crecimiento se asienta, sobre todo, en el aumento de los contratos con jornada completa

  Valoraciones ASEMPLEO   

“Los registros de noviembre vuelven a retroceder a la senda de desaceleración que el mes de octubre había interrumpido (por el efecto del sector primario, cuyo comportamiento está asociado a condiciones climatológicas y, por lo tanto, es más volátil y difícil de prever).

Los sectores económicos que han sido los motores en la creación de empleo acusan “cansancio”, mientras que los llamados a relevarlos aumentan el número de afiliados, pero lo hacen de forma insuficiente como para compensar la ralentización de los primeros. La mayor desaceleración de las economías europeas (principales socios comerciales) no augura un buen comportamiento de los sectores más expuestos al exterior. Por todo ello, esperamos que la desaceleración siga teniendo continuidad en los próximos meses.

Andreu Cruañas, Presidente de ASEMPLEO.

Ver informe en PDF