Valoración datos PARO mayo 2018

LOS DATOS DEL MES DE MAYO NOS DAN UNA BUENA NOTICIA

“Mantener estos ritmos requiere acometer las reformas que necesita el mercado de trabajo para ser eficiente, sostenible y en definitiva, de calidad”

  • Los datos de paro registrado y de afiliación del mes de mayo, da muestras de la fortaleza del mercado

  • La afiliación sube en el mes en 237.207 personas, manteniendo la interanual por encima del 3% y anotando el mejor registro de toda la serie histórica

  • Los parados registrados descienden en 83.738 personas, reflejando una importante contención del ritmo de descenso, que se sitúa en el 6% en términos interanuales

  • La hostelería, en sus dos vertientes (servicios de alojamiento y restauración), explica el grueso del incremento en la afiliación

  • El número de contratos de trabajo apenas ha aumentado un 1,5% interanual, y su avance ha sido impulsado, nuevamente, por la contratación temporal

  • Los contratos indefinidos, aumentan cerca de un 20% interanual

  • Con estos datos, el balance anual podría situarse ligeramente por encima de lo previsto hasta ahora

  • Es momento ahora de preparar el mercado de trabajo para las posibles oscilaciones futuras, acometiendo las reformas necesarias que lleva demandando muchos meses

PARO Ene-2018, Un arranque de año mejor de lo esperado

2018 ARRANCA MEJOR DE LO ESPERADO, A PESAR DE LA RALENTIZACIÓN ESPERADA

–  Los datos desestacionalizados (enero suele ser ‘un mes malo’) confirman el buen arranque del año –

  • La Seguridad Social ha perdido 178.170 afiliados. En los últimos doce meses, los datos arrojan una creación de 856 empleos, el mejor dato desde enero de 2017

  • El paro registrado ha aumentado en 63.747 personas y nos deja una cifra total de 3.476.528 parados

  • En el mes de enero se firmaron749.911 contratos, el 90,1% temporales, siendo reseñable el hecho de que el 72% sean a jornada completa y el resto a jornada parcial, cayendo estos últimos un 4% respecto al mes de diciembre

  • En términos interanuales los contratos indefinidos aumentan un 15,2%, mientras que los temporales lo hacen un 6%

  • Buenos datos para un mes de enero que pueden mitigar en cierta medida la prevista ralentización en la creación de empleo, pero que apremian a acometer los cambios necesarios en el mercado de trabajo, para adaptarlo a la realidad de la economía española y poder así seguir generando empleo de calidad en un mercado laboral eficiente e inclusivo

 

ANÁLISIS ASEMPLEO

El año suele comenzar con un aumento en el número de parados y una pérdida en la afiliación, con motivo de la finalización de la campaña navideña y dado que las contrataciones realizadas para las rebajas ya se han realizado con anterioridad y muchas de ellas, son prolongaciones de las efectuadas para las vacaciones de adviento. Así ha sucedido también en este 2018, un año que empieza con unos datos de enero ligeramente peores a los del año pasado.

La afiliación este mes disminuye en 178.170 personas, lo que supone una tasa de variación interanual del 3,44% (aumentando muy ligeramente desde el 3,42% del mes anterior). En términos desestacionalizados, la afiliación subiría en 66.600 personas.

El paro por su parte aumenta en 63.700 personas, lo que supone un ritmo de desaceleración interanual del 7,5% y, en términos desestacionalizados, el paro bajaría en 24.161 personas.

Dentro del Régimen General, la pérdida de afiliados este mes se concentra en el sector de la hostelería (-38.100), el comercio y la reparación (-37.400) y las actividades administrativas y servicios auxiliares (-30.900). El único sector que suma afiliados este mes es la industria manufacturera (+983 afiliados).

En términos comparativos, respecto al cambio obser-vado en enero de 2017, los sectores que se comportan diferencialmente mejor son la industria manufacturera (+1702), la construcción (+1.400) y la educación (+1.377). Por otro lado, el sector del comercio y repa-ración se comporta diferen-cialmente peor, al perder 4.732 afiliados más este año que en enero de 2017, seguido de las AA.PP., que pierden 2.900 ocupados y del transporte y almace-namiento (-1.500).

El número de contratos firmados este mes asciende a 1.749.911, de los cuales el 9,9% son indefinidos y el restante 90,1% temporales. El número de contratos aumenta por tanto un 5,9% respecto al mes anterior, y un 7,1% en términos interanuales (respecto a enero 2017).

Los contratos indefinidos destacan por su avance este mes (un 32% respecto al mes de diciembre) y también por su crecimiento interanual (+15,2%). Dentro de estos, el 63% son a jornada completa (avanzando un 16% interanual) y el restante 37% a jornada parcial (avanzando un 13% interanual).

Este mes se firman 56.000 contratos temporales más, lo cual supone un avance del 4% mensual y 6% interanual. Dentro de los contratos temporales, el  72% son a jornada completa y el resto a jornada parcial (28%). Los contratos temporales a jornada completa tienen un avance del 7% este mes, mientras que los contratos temporales a jornada parcial caen un 4% respecto al mes anterior. En términos interanuales, los contratos temporales a jornada completa aumentan un 5% y los contratos temporales a tiempo parcial lo hacen un 11%.

CONCLUSIONES ASEMPLEO

Pese a que el dato es malo, se trata de un mes de enero que muestra un buen comportamiento y que cumple con los presagios que teníamos a la vista de la trayectoria del mercado de trabajo a lo largo del año y contando con la tímida desaceleración en el ritmo de creación de empleo que esperábamos. En términos desestacionalizados, el dato es muy positivo y nos deja más de 600.000 nuevos empleos creados en los últimos doce meses, algo que no sucedía desde antes del estallido de la crisis económica.

Analizando los datos, es muy destacable el avance que se ha producido en el último año en la ruta marcada hacia el objetivo de conseguir una mejora en la calidad de los empleos creados. En este sentido y en lo que a nosotros respecta, los contratos temporales a tiempo completo han aumentado un 7% este mes y los firmados a tiempo parcial, han decrecido un 4% respecto al mes de diciembre. 

En definitiva, con estos datos se mantiene el mensaje de un ciclo robusto para el arranque del año 2018. Eso sí, insistimos en la necesidad de acometer las reformas que necesita el mercado de trabajo, para adaptarlo a la realidad de la economía española y poder así seguir generando empleo de calidad en un mercado laboral eficiente e inclusivo. Hablamos de cambios alineados a las demandas de trabajadores y empresas de una mayor flexibilidad que permita compaginar las exigencias de producción de la economía española (marcada por una tremenda estacionalidad), con la calidad de vida, en sentido amplio, que valoran, frente a todo, las nuevas generaciones de empleados.

Por último es importante señalar, de cara al futuro próximo, que, si bien es cierto que en 2018 el mercado laboral no va a dejarnos cifras tan abultadas en lo que a creación neta de nuevos puestos se refiere, como en el pasado año, también lo es que esperamos un primer trimestre positivo, gracias al importante efecto que suele tener la celebración de la Semana Santa en el mercado de trabajo y que se celebrará este año en el mes de marzo.

Análisis y valoración EPA 4T17

TERMINA UN BUEN AÑO CON DATOS QUE NOS APREMIAN A IMPLEMENTAR LAS REFORMAS QUE PERMITAN UNA CREACIÓN DE EMPLEO FUERTE, ESTABLE Y DE MAYOR CALIDAD

La tasa de paro se situó en el 16,55% en diciembre de 2017, su nivel más bajo desde 2008 a cierre de año

  • El número de ocupados ha aumentado en 490.300 en los últimos 12 meses

  • 2017 cierra con una tasa de paro del 16,55%, con una disminución de 471.100 desempleados

  • El número de parados ha aumentado en el 4T17 en 34.900 personas y el total, a cierre de 2017, se sitúa en los 3.766.700

  • Todas las CCAA han reducido su número de parados a excepción de Cantabria (+3,8% interanual) y La Rioja (+5,8% interanual)

  • La tasa de paro juvenil baja 5,4 puntos en 2017, hasta el 37,4%, y el paro de larga duración cae un 17,2%

  • El comportamiento del empleo en el sector privado explica, en gran parte, el descenso en el número de ocupados

  • Se observa una reducción del tránsito desde el desempleo hacia la ocupación, pero nos quedamos con la nota positiva que es que la probabilidad de encontrar empleo sigue creciendo y en el 4T17 ya se sitúa en el 19,6%

  • Los asalariados con contrato temporal han experimentado un crecimiento del 4,4% respecto al 4T16, situando la tasa de temporalidad este trimestre en el 26,7%

 

Análisis de los datos

La Encuesta de Población Activa del 4T17 ha sorprendido en todos sus indicadores principales. Los ocupados descendieron en 50.900 personas, el doble de lo que habíamos previsto y también claramente superior a lo ocurrido en el mismo trimestre del año anterior (-19.000 personas). El contraste con el comportamiento de la afiliación también revela cierta discrepancia, ya que si se observa, por ejemplo, la variación trimestral sin efecto estacional, la EPA arrojaría un +0,39%, mientras que la afiliación sería casi tres veces superior (0,91%). La cifra también llama la atención al compararla con el comportamiento de la actividad económica en el 4T17, cuya trimestral se redujo ligeramente hasta el 0,7%, desde el 0,8%T del trimestre anterior.

Un análisis detallado del comportamiento de la ocupación revela lo siguiente:

  • Por situación profesional:

Son los asalariados y los del sector privado los que explican la variación más negativa de la ocupación en este 4T17, que empañan el buen comportamiento del sector público, que no se asocia, ni tampoco lo hace el colectivo de los autónomos, con un comportamiento diferencial respecto al año anterior.

  • Según los sectores de actividad:

Los sectores educación y hostelería tienen unas variaciones en 2017 más relevantes en términos de ocupación, pero son similares a las que observamos en el 4T16 y a lo anticipado por la afiliación en el 4T17. Podríamos decir, incluso, que ambos sectores compensan las variaciones observadas en cada uno de ellos.

Lo verdaderamente diferencial, lo representa el sector del comercio y la reparación (el grueso viene explicado por el comercio al por menor), las actividades financieras y las actividades profesionales (especialmente, aquellas dedicadas a la I+D+i), por dos motivos:

  1. Se produce un descenso de la ocupación este año, cuando el anterior no se había producido.
  2. La afiliación había anticipado una reducción del número de trabajadores con bastante menor intensidad que la que refleja la EPA (salvo en el caso de las actividades profesionales, donde incluso se producía un incremento trimestral del número de afiliados a la Seguridad Social).
  • Por tránsito hacia el empleo:

Se observa una reducción del tránsito desde el desempleo hacia la ocupación. En el 4T17, encontraron empleo 731.000 parados, cuando hace un año fueron unos 797.000 parados. Con un nivel de desempleo claramente inferior al de año un año y la dificultad de reinserción de muchos de ellos (recordemos que el desempleo de larga duración representa más de la mitad), este hecho no es más que la normalización del proceso. Sin embargo, la nota positiva es que la probabilidad de encontrar empleo sigue creciendo y en el 4T17 ya se sitúa en el 19,6% (1,2 puntos porcentuales superior a la registrada en el 4T16) y claramente superior al promedio observado entre 2008-13. Lo grave sería que se asistiese a un deterioro de la probabilidad de encontrar empleo siendo parado y eso no se ha producido en el 4T17.

  • Por duración del contrato de trabajo y de la jornada laboral:

Los asalariados con contrato temporal caen en 102.900 personas, lo que en términos interanuales supone un incremento del 4,4% respecto al mismo trimestre de 2016, ligeramente inferior al incremento del 4,9% observado el trimestre anterior. La tasa de temporalidad este trimestre se sitúa por tanto en el 26,7%, una reducción respecto al 27,4% del trimestre anterior.

Los ocupados a tiempo completo caen en 130.400 personas este trimestre, aunque en términos interanuales esto supone un incremento del 3,3%. Por su parte, los ocupados a tiempo parcial aumentan en 79.600 personas este trimestre, lo cual supone una disminución del 1% en términos interanuales, situando la tasa de parcialidad en el 14,8% este trimestre, desde el 14,3% del trimestre anterior.

  • Evolución del número de parados:

El número de desempleados aumentó en 34.900 personas respecto al trimestre anterior. En términos desestacionalizados, la variación trimestral es del -1,65%, cuando el paro registrado se anotaba una disminución del 0,89% en el mismo trimestre, también sin efecto estacional. Con todo, la tasa de paro se sitúa en el 16,55%, lo que supone 16 centésimas más que en el trimestre anterior (frente al 16,2% previsto).

La valoración de ASEMPLEO:

La Encuesta de Población Activa ha confirmado lo que llevamos tiempo detectando: la ralentización en la creación de nuevos puestos ha llegado. En cualquier caso, a pesar de la desviación de este último trimestre del año, el comportamiento de 2017 ha vuelto a ser extraordinario y, aunque todavía quedan muchos pasos que dar en el mercado de trabajo español, lo cierto es que el camino andado hasta la fecha ha sido satisfactorio.

Ahora bien, ha llegado el momento de aprovechar la buena marcha del mercado de trabajo e incorporar en él aquellos elementos que nos lleven a una mejora de la calidad en todos los niveles, y que permitan que la ocupación siga evolucionando en términos positivos y que lo haga, además, procurando la mayor eficiencia posible del mercado laboral.

El contexto que se presenta está caracterizado por nuevas necesidades y por la demanda, por parte de empresas y trabajadores, de una mayor flexibilidad. Debemos, por tanto, poner en pie todos los recursos del sistema para conseguir un mercado laboral más competente e inclusivo, sin descuidar la introducción de las herramientas y formas contractuales que satisfagan las demandas del tejido empresarial que es el que genera empleo. Insistimos, además, en que es imprescindible reorientar las políticas de empleo a la realidad actual y que estas vayan de la mano y alineadas hacia un objetivo claro de mejora de la empleabilidad. Son muchos deberes los que tenemos por delante si queremos seguir aprobando en los próximos cursos y el momento de ponerse manos a la obra es ahora.

PARO Dic-2017, Un año de nuevos récords

UN DICIEMBRE CON EL QUE CERRAMOS UN AÑO RÉCORD EN CREACIÓN DE EMPLEO

–  Un año memorable en el que se ha firmado el mayor número de contratos registrado hasta la fecha –

  • La Seguridad Social arroja una creación de empleo de 42.400 cotizantes respecto al mes de noviembre y suma 611.000 afiliados más en el conjunto del año

  • El paro registrado ha disminuido en 61.500 personas y nos lleva a cerrar 2017 con 3.412.781 parados

  • En el mes de diciembre se firmaron652.016 contratos, el 92,1% de ellos, temporales. Con este dato, se habrían firmado más de 21,5 millones de contratos en 2017

  • En términos interanuales los contratos indefinidos aumentan un 13,6%; los temporales lo hacen un 2,7%

  • Un año ejemplar que nos deja un escenario en el que se plantea necesario acometer las reformas pertinentes para garantizar un crecimiento sostenible que mejore la calidad del mercado de trabajo

Análisis

Diciembre suele ser y ha sido también en 2017, un buen mes para el empleo. La extraordinaria campaña de navidad, el adelanto del periodo de rebajas y la llegada de la nieve a las estaciones de esquí, hacía presagiar un buen comportamiento del mes de diciembre, máxime, si se tenía en cuenta también la dinámica recientemente de aceleración observada en la afiliación.

Con un aumento de 42.400 personas en el número de afiliados, respecto al mes anterior, la tasa de variación interanual se desacelera ligeramente hasta el 3,42% desde el 3,58% de noviembre. En términos desestacionalizados, en cambio, supone un aumento de 9.600 afiliados este mes, aunque inferior al registrado en los meses de diciembre de la fase de recuperación (cuando los afiliados aumentaron en promedio en 51.000 en los meses de diciembre de 2014 a 2016).

En cuanto al paro registrado, cae este mes en 61.500 personas. Un dato que, al igual que ocurre en el caso de la afiliación, supone una ligera desaceleración en el ritmo de reducción interanual desde el 8,3% del mes de noviembre hasta el 7,8% este mes. En términos desestacionalizados, en cambio, el paro registrado se reduce en casi 21.000 personas.

Si analizamos los datos por sectores, la rama que más contribuye en términos absolutos al crecimiento en el número de afiliados es el Comercio y Transporte, que suma 32.550 trabajadores, seguido de la Sanidad y Servicios Sociales (+18.975) y de otro tipo de servicios (+42.270). Por el contrario, la rama que más empleos drena este mes es la Construcción, que pierde 16.256 afiliados, seguido por la Hostelería (-14.816) y la Industria (-7.906).

Respecto al mismo mes del año anterior, observamos que los sectores presentan un comportamiento diferencial, para bien en casos como la Construcción (aporta 1.400 afiliados más este mes) y la Educación (una diferencia de +1.377); pero también los hay con un comportamiento peor que el experimentado en 2016, como se ha dado en los casos del Comercio y el Transporte. En este sentido, a pesar de ser la rama de actividad que más afiliados aporta este mes, destaca por hacerlo peor este año respecto al anterior (pasa de aportar 38.736 empleos en el mismo mes de 2016 a 32.550 en 2017). Probablemente, el refuerzo de las plantillas con anterioridad (en noviembre, con motivo de la celebración del “black friday”) ha podido estar detrás del peor comportamiento relativo de este mes. En cualquier caso, son actividades que han mostrado un buen comportamiento durante todo el año y que lo han hecho también en el último mes de 2017.

Con estos datos, el año 2017 cierra con 611.000 afiliados más a la Seguridad Social (un 3,4% interanual), el mayor incremento anual desde el inicio de la fase de recuperación, y 290.000 parados registrados menos (-7,8% interanual) por cuarto año consecutivo.

Si nos fijamos en el número de contratos, en el mes de diciembre se han firmado 1.652.016. Un dato importante y que responde a la necesidad estacional característica de esta época, pero que también supone una desaceleración en el ritmo de crecimiento interanual de la contratación hasta el 3,6% desde el 5,9% del mes anterior. Con este último dato del año, en 2017 se han firmado un total de 21.501.303 contratos, lo que representa un aumento del 7,6% respecto al año anterior y la mayor cifra registrada hasta la fecha.

Sobre la composición de este número de contratos, la proporción de temporales firmados sobre el total de contratos aumenta hasta el 92,1% desde el 90,6% que representaban el mes anterior, algo que confirma el impacto del refuerzo de las plantillas para las campañas de Navidad y de rebajas. No obstante, en términos interanuales los contratos indefinidos aumentan un 13,6% mientras que los temporales lo hacen un 2,7%.

Conclusiones ASEMPLEO

Si bien es cierto que, aunque positivos, los datos que hemos conocido hoy no son tan buenos como los que se registraron en el mismo mes de 2016. Algo que, entendemos, viene derivado de la normalización del ritmo de creación de empleo a la que llevamos aludiendo en los últimos meses.
En general, un mes de diciembre que muestra un buen comportamiento y que cumple con los presagios que teníamos a la vista de la trayectoria del mercado de trabajo a lo largo del año y del buen comportamiento de los indicadores macroeconómicos y de otros factores externos, como son las condiciones climatológicas favorables.

Con este último registro y como anticipábamos ayer, el mercado de trabajo ha cumplido con holgura ese objetivo cuantitativo de crear 500.000 empleos en el año. Sin embargo, para que la creación de empleo sea sostenible y se mantenga en los próximos años, debemos perseverar en las reformas que permitan, por un lado, que las empresas sigan creciendo, también aquellas orientadas a la formación de los trabajadores en aquellas profesiones y habilidades que el mercado va a demandar, y por otro, que refuercen las garantías de esos empleos que se creen, tanto para los propios trabajadores, como para las empresas.

En 2018, se plantea un escenario por tanto, en el que debemos aprovechar la buena marcha del mercado de trabajo e incorporar en él aquellos elementos que permitan una mejora de la calidad en todos los niveles. Por supuesto, en materia de calidad en el empleo, pero también en lo que respecta a las herramientas y formas contractuales que satisfagan las demandas del tejido empresarial, haciendo de nuestro mercado uno más eficiente.

PARO, Un noviembre ‘menos malo’ de lo que se podía esperar

UN NOVIEMBRE ‘MENOS MALO’ DE LO QUE SE PODÍA ESPERAR

–  La creación de empleo mantiene un ritmo robusto, pero pisa el freno en el segundo semestre, frente a la primera mitad de 2017 –

  • La Seguridad Social arroja una destrucción de empleo de 12.773 cotizantes respecto al mes de octubre

  • El paro registrado se ha incrementado en 7.255 personas

  • La ocupación registra un número total de afiliados en 18.417.756 personas

  • En el mes de noviembre se firmaron 818.339 contratos, el 90,3% de ellos, temporales

  • Los contratos indefinidos aumentan un 10,3% y suman otro mes más en positivo, reproduciendo el patrón de los últimos meses

  • La pérdida de afiliados se concentra en el sector de la Hostelería, que resta 102.850 personas respecto al mes anterior. El sector que más cotizantes suma, es el educativo, seguido de comercio y reparación y, en tercer lugar, del sector de la construcción

  • De cara al cierre del año y a pesar de las amenazas externas e internas, esperamos que la afiliación a la Seguridad Social alcance los 18.500.000 afiliados

 

Noviembre, es bien sabido, es un mes estacionalmente desfavorable, pero los datos corregidos por esta estacionalidad desfavorable son más robustos que los del mismo mes del año anterior. En este sentido, los datos de paro y de afiliación a la Seguridad Social, vuelven a ofrecer unos ritmos interanuales que mantienen, e incluso aceleran, el pulso observado en los meses precedentes. La corrección por estacionalidad certifica esta fortaleza de la recuperación laboral que, en el segundo semestre, no obstante, será de media, algo menos intensa que la del espectacular primer semestre.

La afiliación crece a un ritmo interanual del 3,58% (637.000 afiliados más en el año transcurrido) y el paro registrado ha disminuido a un ritmo del 8,30% (315.000 parados registrados menos respecto a noviembre de 2016).

El comportamiento de los contratos también ha sido muy positivo, en especial, en el caso de los contratos indefinidos.

Afiliación a la Seguridad Social

En el mes de noviembre, la afiliación a la Seguridad Social ha perdido 12.773 ocupados, dejando el número total de afiliados en 18.417.756 personas. Este dato implica una ligera aceleración de la tasa de variación interanual hasta el 3,58% desde el 3,46% del mes anterior.

En términos desestacionalizados, la afiliación se anota un aumento de 43.000 personas, un comportamiento mejor de lo previsto, también si se compara con lo ocurrido el mismo mes del año pasado (cuando la afiliación se redujo en 23.000).

Hostelería es el sector, dentro del Régimen General, que concentra el grueso de la pérdida de afiliados (-102.850 personas respecto al mes anterior), seguido, aunque muy de lejos, por la agricultura (-1.112  personas). Los que más afiliados suman, en términos absolutos, respecto al mes anterior, son el sector educativo (28.400), el comercio y la reparación (18.800) y la construcción (15.800 afiliados más en el mes).

En términos comparados respecto al mismo mes del año pasado, los sectores que se comportan diferencialmente peor son la hostelería (que ha perdido 11.800 más afiliados este año que el anterior) y el comercio (que ha sumado 2.200 personas menos que el año pasado), a pesar de contar con factores propulsores de un mejor comportamiento (buena climatología a estas alturas del año, celebración del “Black Friday” y el adelantamiento de las compras navideñas).

Por otro lado, destaca el buen comportamiento del sector de las AA.PP. y Seguridad Social, que suma 5.000 afiliados más que durante noviembre de 2016, la construcción (con 4.800 afiliados más) y la educación (suma 3.300), sectores que explican el comportamiento diferencial de la afiliación este mes de noviembre respecto a 2016.

Paro registrado

En lo que respecta al número de parados, ha experimentado un incremento de 7.255 personas, lo que sitúa la tasa de variación interanual en el -8,3%, acelerándose el ritmo de reducción del paro desde el -7,9% del mes anterior.  

Por su parte, el número de contratos firmados este mes asciende a 1.818.339, lo que supone una ralentización en el ritmo de crecimiento interanual desde el 8,3% del mes anterior hasta el 4,3% de este mes.

Por tipo de contrato destaca la tasa de crecimiento interanual de los contratos indefinidos (10,3% este mes). Los contratos temporales aumentan en un 3,7% en términos interanuales y suponen el 90,3% de los contratos firmados este mes (1.641.960).

Por tipo de jornada, aumentan los contratos a jornada completa pasan a representar el 68% de todos los contratos firmados este mes, desde el 65% que representaron en el mes de octubre.

 

Valoración ASEMPLEO

En general, un mes de noviembre que tiene un comportamiento del mercado laboral ligeramente mejor de lo que se podía esperar, a pesar de que se trata de un mes desfavorable en términos de creación de empleo.

La nueva aceleración interanual, sumada a la previsible buena campaña navideña, reafirma la previsión para el cierre y conjunto del año, que podría culminar con más de 18.500.000 de afiliados a la Seguridad Social en diciembre de 2017.

En este sentido y centrándonos en el volumen de contratos que podría realizar el sector durante la campaña de Navidad, es previsible que aumente respecto a 2016, dada la buena evolución de los registros y de los ritmos de creación de empleo, así como ante las buenas previsiones del comercio y del sector turístico.

 

 

Análisis y valoración paro octubre

CRECE LA AFILIACIÓN EN UN MES EN EL QUE SE HAN FIRMADO MÁS DE 200.000 CONTRATOS INDEFINIDOS

–  El mercado crea empleo a buen ritmo, pero sigue necesitando de medidas que ayuden a reducir el paro estructural –

 

  • La Seguridad Social arroja una creación de empleo de 94.368 cotizantes respecto al mes de septiembre
  • El paro registrado se ha incrementado en 56.844 personas
  • La ocupación registra un número total de afiliados en 18.430.529 personas
  • En el mes de agosto se firmaron032.184 contratos, el 90,03% de ellos, temporales
  • Los contratos indefinidos aumentan un 21,4% en términos interanuales y suman otro mes más en positivo
  • La ligera desaceleración del crecimiento interanual de la afiliación se explica porque el Régimen Agrario vuelve a comportarse como suele hacerlo
  • De cara al cierre del año y a pesar de las amenazas externas e internas, esperamos un total de 18.450.000 afiliados a la Seguridad Social

Análisis y valoración paro septiembre

Desde ASEMPLEO hacemos un balance positivo de los datos del mes de septiembre

  • La Seguridad Social arroja una creación de empleo de 26.318 cotizantes respecto al mes de agosto
  • El paro registrado se ha incrementado en 27.858 personas
  • La ocupación registra un número total de afiliados en 18.336.161 personas
  • En el mes de septiembre se firmaron 1.993.267 contratos, el 90,3% de ellos, temporales, que crecen un 3,7% respecto al mismo periodo del año anterior
  • Los contratos indefinidos aumentan un 12,8% respecto al año anterior, sexta vez que su crecimiento supera los dos dígitos
  • Los jóvenes menores de 25 años absorben el 100% del aumento del paro registrado
  • Doce Comunidades Autónomas han visto aumentar su nivel de paro y, entre ellas, Andalucía (10.273) y Extremadura (4.486) las que han registrado mayores incrementos

Afiliación a la Seguridad Social

La afiliación aumenta en 26.318 cotizantes (0,1%) dejando el número total de afiliados en 18.336.161 personas. Por tanto, la senda de creación de empleo en el año, que acumula un crecimiento de 624.141 trabajadores en términos interanuales, sigue siendo positiva.

Analizando los sectores en detalle respecto al mes de julio, el que peor comportamiento relativo ha tenido ha sido el de la hostelería (42.146 personas menos), seguido de la Comercio (-314.266 personas) y las actividades sanitarias y Servicios Sociales (-16.838). Por el contrario, loa sectores que han presentados mayores crecimientos de afiliación son Educación (+50.703), Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares (25.019) e Industria Manufacturera (+13.829).

Se trata, por tanto, de un avance significativo que responde, sectorialmente, a un comportamiento diferencial de las AA.PP., las actividades relacionadas con el empleo (donde se ubican las ETT) y la construcción. El aumento significativo del número de afiliados en las AA.PP. puede responder a la formalización de las plazas convocadas por el sector público. Una prueba de ello es el importante avance de los contratos de trabajo indefinido que se observa este mes (11,3% interanual). La mejora de las actividades relacionadas con el empleo y la construcción, por su parte, mantienen la tendencia observada en los últimos meses.

Por otro lado, el sector de la educación, que suma un buen número de nuevos trabajadores en septiembre (50.703 efectivos en esta ocasión), mantiene la aportación de afiliados de años anteriores, por lo que no explicaría el diferente comportamiento destacado con anterioridad.

Paro registrado

En lo que respecta al número de parados, ha experimentado un incremento de 27.858 personas, situándonos en los 3.410.182 parados.

Si analizamos la evolución por sectores, a excepción de Agricultura y del colectivo Sin Empleo Anterior, todos han aumentado su número de desempleados en este mes:

o Agricultura ha reducido su número de parados registrados en 4.838 personas.
o Sin Empleo Anterior ha registrado 16.384 desempleados más.
o Servicios ha aumentado el número de parados en 29.601 personas.
o Industria reduce su número de parados en un 3.622.
o Construcción disminuye la cifra de desempleados en 9.667 individuos.

En lo que se refiere al desempleo de los jóvenes menores de 25 años, se ha incrementado en septiembre en 30.494 personas (11,8% respecto al mes de agosto), por tanto, son los menores de 25 años los responsables al 100% del aumento de paro registrado.

Por género, han aumentado tanto el desempleo masculino como el femenino, aunque son ellas las que, en términos absolutos, siguen sufriendo más el paro. En septiembre, el paro masculino ha aumentado en 8.030 y el femenino lo ha hecho en 19.828. En concreto, la cifra total nos deja a 1.970.717 mujeres en desempleo y a 1.439.465 hombres. Si analizamos los datos en términos interanuales, los registros cuentan con 121.133 paradas menos y 188.982 desempleados hombres menos.

Por último y si analizamos la evolución del desempleo en las distintas Comunidades Autónomas, el paro ha subido en doce Comunidades Autónomas, siendo Andalucía (10.273) y Extremadura (4.486) las que han registrado mayores incrementos. Las mayores reducciones de desempleo se han producido en Castilla-La Mancha (-4.135 parados registrados menos) y C. Valenciana (-2053).

Contratos realizados

Por tipo de contrato, de los 1.993.267 contratos firmados (+4,5% variación interanual), el 90,3% se corresponden con contratos temporales, que aumentan en 3,7% (tasa de variación interanual). Por su parte, los indefinidos lo hacen en 12,7% respecto a 2016.

Dentro de los contratos indefinidos los de jornada completa aumentan un 15,41% interanual y los de jornada parcial lo hacen un 7,02% interanual. Por su parte, los contratos temporales de jornada completa aumentan un 4,37% interanual y los de jornada parcial lo hacen un 2,63% interanual.

Es interesante destacar también el crecimiento experimentado por los contratos indefinidos respecto al mes anterior encadena ya 44 meses en positivo.

Conclusiones ASEMPLEO

Las extraordinarias sorpresas y los ligeros frenos que están produciéndose en el mercado laboral en este curso 2017, nos dejarán sin lugar a duda, un balance de año muy por encima de lo que muchos esperaban en enero. En suma, datos buenos, que aportan confianza en el desempeño del mercado de trabajo español y que inciden en la mejora paulatina de la calidad del empleo. Ya iniciado el último trimestre del ejercicio, no es descabellado pensar que el año laboral finalizará con unos 600 afiliados más (casi 18,5 millones en total) y algo por encima de 300 mil parados registrados menos (unos 3,4 millones en total) que el año precedente.

Las Empresas de Trabajo Temporal son las que tienen un mejor comportamiento diferencial en cuanto a la variación mensual de este año frente al año anterior. Por tanto, vuelven a consolidarse como parte de la solución al desempleo en España y siguen marcando el ritmo de creación de empleo.

Por eso es importante volver a destacar el papel que cumplen estas empresas en un mercado laboral que, pese al buen balance en cuanto a registros laborales se refiere, se encuentra ante una nueva etapa a la que todavía no ha dado respuesta.

Me refiero a los jóvenes, parados de larga duración y al elevado para estructural que precisa de soluciones de flexibilidad profesional, regularizada y con capacidad de crear pasarelas de empleo estables, dinámicas e inclusivas. Todo esto es necesario para poder seguir creando empleo de manera estable y sobre todo, generando nuevas oportunidades a colectivos cada vez más desplazados del mercado laboral.

 

Análisis y valoraciones paro agosto

UNA HISTORIA DE DESACELERACIÓN QUE NO CAMBIA EL FINAL DEL CUENTO: EL BALANCE SIGUE SIENDO POSITIVO

–  Hacia una creación de empleo más sostenida y sostenible en el tiempo –

  • La Seguridad Social arroja una destrucción de empleo de 179.485 cotizantes respecto al mes de julio
  • El paro registrado se ha incrementado en 46.400 personas
  • La ocupación registra un número total de afiliados en 18.309.844 personas
  • En el mes de agosto se firmaron 536.400 contratos, el 92% de ellos, temporales, que crecen por encima del 5% respecto al mes de julio
  • Los contratos indefinidos aumentan un 9,8% respecto al mes anterior, encadenando 43 meses en positivo
  • El adelanto de las contrataciones para la campaña estival, empeora el dato de un mes tradicionalmente malo para el empleo, algo que se ve reflejado en los registros del sector de la Hostelería
  • Diez Comunidades Autónomas han visto aumentar su nivel de paro, en especial aquellas que dependen más del turismo: Andalucía (17.094), Cataluña (10.072) y la Comunidad Valenciana (8.852)

Agosto es habitualmente un mes malo para los registros de empleo, debido fundamentalmente a dos factores. Por un lado, finalizan las contrataciones realizadas para la campaña estival y, por otro, el sector de la Educación reduce su número de afiliados por lo que podríamos llamar un ‘despido vacacional’ de parte del profesorado. En esta ocasión, los datos han sido peores que en años anteriores, porque a estas características propias del mes, se ha sumado el hecho de que los meses previos hayan sido muy positivos y es muy difícil mantener en el tiempo los registros que hemos estado obteniendo hasta ahora. Pese a esto, seguimos haciendo un balance positivo de los datos, que nos llevarán a superar el medio millón de empleos creados en 2017.

 Análisis de los datos

Afiliación a la Seguridad Social

La afiliación se ha reducido en 179.485 cotizantes (-0,97%) dejando el número total de afiliados en 18.309.844 personas. No obstante, se mantiene la tendencia positiva de creación de empleo en el año, que acumula un crecimiento de 609.849 trabajadores en términos interanuales. Llevamos meses escuchando que la velocidad a la que creaba empleo el mercado no era sostenible a largo plazo. Esto es lo que ha sucedido y, aunque pueda parecer todo lo contrario, no implica que sea una mala noticia para el mercado laboral.

Analizando los sectores en detalle respecto a la variación mensual julio-agosto del año pasado, el que peor comportamiento relativo ha tenido ha sido el de la hostelería (8.135 personas menos que el incremento observado el año anterior en el Régimen General), seguido de la Administración Pública (-7.293 personas), las actividades administrativas y servicios auxiliares, muy relacionadas con el resto de actividades mencionadas (-6.274), el sector del comercio y reparación (-5.275) y la construcción (-5.398). Por otro lado, los que mayor número de afiliados pierden en valores absolutos son el sector de la educación (-56.905), las actividades profesionales (-27.154) y la industria (-20.647).

La reducción del número de afiliados observada en el mes de agosto se explica en gran parte por la finalización de los contratos celebrados con motivo de la temporada estival, al haber llegado ésta a su fin. En mayo de 2017, frente a las buenas perspectivas de cifras de turismo para el verano, las empresas y comerciantes adelantaron la campaña de contratación, y en consecuencia observamos un peor comportamiento en el sector de la hostelería este mes de agosto en relación con el mes de julio frente a la misma variación mensual del año 2016.

Paro registrado

En lo que respecta al número de parados, ha experimentado un incremento de 46.400 personas, situándonos en los 3.382.324 parados (su nivel más bajo en los últimos 8 años).

Si analizamos la evolución por sectores, a excepción de Agricultura y del colectivo Sin Empleo Anterior, todos han aumentado su número de desempleados en este mes:

  • Agricultura ha reducido su número de parados registrados en 044 personas.
  • Sin Empleo Anterior ha registrado 203 desempleados menos.
  • Servicios ha aumentado el número de parados en 559 personas.
  • Industria lo hace en un 277.
  • Construcción aumenta la cifra de desempleados en 811 individuos.

En lo que se refiere al desempleo de los jóvenes menores de 25 años, se ha incrementado en agosto en 4.746 personas (1,87% respecto al mes de julio), mientras que el paro de 25 años y más, lo ha hecho en 41.654 (1,35%).

Por género, han aumentado tanto el desempleo masculino como el femenino, aunque son ellas las que, en términos absolutos, siguen sufriendo más el paro. En agosto, el paro masculino ha aumentado en 23.797 y el femenino lo ha hecho en 22.603, sin embargo, la cifra total nos deja a 1.950.889 mujeres en desempleo y a 1.431.435 hombres. Si analizamos los datos en términos interanuales, los registros cuentan con 122.294 paradas menos y 192.878 desempleados hombres menos.

Por último y si analizamos la evolución del desempleo en las distintas Comunidades Autónomas, el paro ha subido en diez Comunidades Autónomas, siendo Andalucía (17.094), Cataluña (10.072) y la Comunidad Valenciana (8.852) las que han registrado mayores incrementos. La reducción del desempleo más acentuada se ha producido en Canarias (850 parados registrados menos), Cantabria (831) y Galicia (746).

Contratos realizados

Por tipo de contrato, de los 1.536.400 contratos firmados (+7,1% variación interanual), el 92% se corresponden con contratos temporales, que aumentan en 6,4% (tasa de variación interanual). Por su parte, los indefinidos lo hacen en 11,0% respecto a 2016.

Dentro de los contratos indefinidos los de jornada completa aumentan un 10,2% interanual y los de jornada parcial lo hacen un 9,1% interanual. Por su parte, los contratos temporales de jornada completa aumentan un 6,1% interanual y los de jornada parcial lo hacen un 2,1% interanual.

Es interesante destacar también el crecimiento experimentado por los contratos indefinidos respecto al mes anterior: crecen un 9,8% encadenando 43 meses en positivo. Los temporales lo han hecho en un 5,5% respecto al mes de julio.

Conlusiones ASEMPLEO

En efecto, en agosto, la afiliación cae respecto a julio, sin embargo, en diferencias interanuales, todavía nos encontramos con casi 610.000 afiliados adicionales y más de 315.000 parados registrados menos. Si definiésemos una tasa de paro ad hoc como el número de parados registrados en porcentaje de la suma de estos más afiliados, tendríamos un 15,6%, la mejor desde enero de 2009, con la excepción de las dadas en junio-julio últimos. El récord de cotizaciones a la Seguridad Social anunciado en agosto nos lo advertía de alguna manera: demasiada afiliación en este pico estacional y clara eventualidad de la corrección observada en los datos de este mes.

El mantenimiento de ritmos de creación de empleo y reducción del paro tan elevados, durante tanto tiempo, con un especial protagonismo de la hostelería, como llevaba sucediendo en los últimos meses, no es la mejor opción de continuidad. Una vuelta a ritmos más pausados no impedirá avances significativos compatibles con, y favorecedores de, la normalización laboral en todas sus dimensiones (empleo y calidad del mismo), dentro de una estructura sectorial más equilibrada. Es decir, el mercado laboral se está asentando para conseguir un crecimiento más sostenido pero a su vez, sostenible, de la creación de empleo. Si bien es cierto que para ello se necesitan todavía avances en materia de productividad (que tira de los salarios) y de un mejor encaje de oferta y demanda de cualificaciones, así como de políticas activas que permitan el acceso de los desempleados al mercado laboral, en especial, de los colectivos con más dificultades para la inserción.

En resumen, agosto se trata de un mes tradicionalmente negativo para el empleo, al finalizar la campaña estival. En este caso particular este hecho se suma además al adelanto en la extraordinaria contratación observada a principios del verano en respuesta a las buenas previsiones de turismo. La dificultar del resto de sectores para tomar el relevo explica, en cierto modo, la desaceleración del ritmo de creación de empleo previsto para la segunda mitad de año.

Valoración EPA 2T17

2017 ESTÁ SIENDO UN AÑO MAGNÍFICO PARA EL EMPLEO

 El debate sobre la creación de empleo está cerrado. Debemos centrarnos ahora en que las características de ese empleo, ofrezcan garantías de calidad y de estabilidad para los trabajadores

 

  • El número de ocupados ha aumentado en 375.000 personas en el 2T17 respecto al primer trimestre del año y hemos alcanzado los 813.300 ocupados. En el último año, el empleo ha crecido en más de 510.000 personas.

  • La ocupación ha aumentado en todos los sectores salvo Agricultura, en especial, en el sector Servicios, que gana 272.400 afiliados

  • El turismo es el principal responsable del aumento de la ocupación, algo que tiene su reflejo en el comportamiento de las distintas ramas de actividad por un lado, y en la distribución geográfica del empleo creado: aumenta en mayor medida en Cataluña (600), en las Islas Baleares (65.000) y en Andalucía (53.500)

  • El número de parados se ha reducido de forma intensa (-340.700 personas) y se sitúa en 914.3000 personas. Con una reducción del número de parados que supera los 660.000 en los últimos doce meses, la tasa de paro se sitúa ya en el 17,22%

  • El empleo a tiempo completo ha aumentado en 379.200 personas en el 2T17, mientras que se ha reducido el número de trabajadores que lo hace a tiempo parcial, que ha disminuido en 4.200 personas (15,26% de trabajadores a tiempo parcial)

  • Los trabajadores con contrato indefinido han aumentado en 93.600 Los que disponen de uno temporal, ascienden en 255.900 personas, elevando la tasa de temporalidad hasta el 26,81%

  • Por edades, vemos un aumento en el número de parados de entre 16 y 19 años, algo que responde al momento del calendario en el que nos encontramos, que coincide con la finalización de los estudios de muchos de ellos. La mayor reducción del desempleo la ha experimentado el colectivo comprendido entre los 25 y los 54 años (-314.800 parados). Cabe destacar el crecimiento de la ocupación correspondiente a los trabajadores de 40 a 44 años (000 ocupados más) y al grupo de 55 años en adelante (69.700 nuevos empleados)

 

La valoración de ASEMPLEO:

“La Encuesta de Población Activa ha confirmado lo que llevamos tiempo detectando: 2017 está siendo un año magnífico en materia de creación de empleo.

La ocupación está creciendo por encima de lo que lo hacía en 2016 que ya fue un muy buen año y todo apunta a que a cierre de año, podremos incluso superar la cota de 500.000 nuevos empleos creados.

Llegados a este punto, el debate se centra en el tipo de empleos creados y en su calidad. Dos variables que, a mi entender, no se deben mezclar. Se habla mucho del futuro del empleo, pero ese futuro, ya está aquí. El mercado ha cambiado y en la actualidad es prácticamente impensable que una persona se mantenga durante toda su vida activa en el mismo puesto de trabajo. Contratos de duración determinada, contratos de menos de 40 horas semanales, a tiempo parcial, también contrataciones por proyectos, trabajos de asalariado que se realizan desde cualquier lugar con conexión a internet… Son modalidades que están aumentando su presencia. ¿Es esto un desequilibrio? No, es un cambio de modelo. Empresas y trabajadores demandan una mayor flexibilidad y fórmulas contractuales que les permitan conciliar empleo y vida personal, compaginar varios proyectos, o ejercer de asalariados mientras emprenden una actividad por cuenta propia.

Ahora bien, ¿y qué pasa con la calidad de estas fórmulas –nuevas y tradicionales- de empleo? Esto es lo que nos debe preocupar verdaderamente. Es necesario adaptar la normativa a estos cambios, para que cada empleo creado tenga unas garantías y uno elementos de estabilidad para los trabajadores. Reglas que avalen aspectos como el salario, la seguridad y salud en el puesto, que controlen la adecuación entre horas pactadas y efectivas, etc., como las que llevan décadas regulando a las Empresas de Trabajo Temporal. Cuando la ley logre adaptarse a la realidad actual, podremos sacar pecho al hablar del mercado laboral español, que ya estará capacitado para afrontar con éxito, ese futuro tantas veces mencionado que compagina estabilidad y seguridad con flexibilidad.” Andreu Cruañas, Pte. ASEMPLEO.

Récord en el volumen de contratos, de la mano del sector turístico

– Una evidencia más de que la economía española precisa de la temporalidad como herramienta de flexibilidad, competitividad y crecimiento –

• La Seguridad Social arroja una creación de empleo de 87.692 afiliados respecto a mayo de 2016

• El paro registrado muestra un descenso de 98.317 personas

• Este mes de junio, el aumento de la afiliación a la Seguridad Social supone la segunda mayor creación de empleo en un mes de junio desde que comenzó la crisis

• En el mes de junio se firmaron más de 2.000.000 de contratos, el mayor volumen de toda la serie histórica

• Se han celebrado más de 1.900.000 contratos temporales, ante la demanda estacional del sector turístico, que vuelve a vivir una campaña de verano récord

• Todos los sectores, salvo agricultura, han descendido su número de parados

• Con estos espléndidos datos, podemos ser optimistas de cara a la EPA del 2T17

 

Ha sido un mes de junio muy positivo para el mercado laboral, como suele ser habitual. A pesar de haberse adelantado una gran parte de las contrataciones para la campaña de verano en los meses previos y de que el año pasado, junio fuese un mes excepcional, los datos registrados para el mes no tienen nada que envidiar: se mantiene el ritmo de creación de empleo y el volumen de contratos asciende hasta superar los 2.000.000.

Afiliación a la Seguridad Social

La afiliación ha aumentado en 87.692 cotizantes, la segunda mayor creación de empleo en un mes de junio desde que comenzó la crisis. Con este dato, en los últimos 10 años se han creado, en media, 29.800 empleos en los meses de junio.
En el mes de junio, todos los sectores salvo Agricultura, vuelven a sumar cotizantes. Los afiliados del sector Servicios se han incrementado en 86.517 personas, al crear empleo a un ritmo del 0,6%. El sector de la Industria crea empleo al 0,8% y suma 17.521 nuevos cotizantes. Construcción, por su parte, mantiene la tendencia positiva de los últimos meses, con un ritmo de creación de empleo superior al del resto de sectores. Crece al 1% e incrementa el número de cotizantes en 11.725 individuos en el mes de junio. Por último, el sector agrario, ha registrado una caída en la afiliación del 2,4% (-28.070 cotizantes).

Paro registrado

En lo que respecta al número de parados, ha experimentado una reducción de casi 100.000 personas (98.317 en concreto), situándonos en los 3.362.811 parados, que es su nivel más bajo desde 2009.
Con la reducción experimentada en el mes de junio, el paro se ha reducido ya, en los últimos doce meses, en 404.243 personas, la mayor reducción anual en junio de toda la serie histórica, al mantener el ritmo de descenso de la tasa de paro por encima del 10%.
Si analizamos la evolución por sectores, a excepción de las actividades primarias, todos han reducido su número de desempleados en este mes:
o Servicios reduce el número de parados en un -2,64% (75.101).
o Construcción reduce la cifra de desempleados en un -3,09% (10.168).
o Industria lo hace en un -3,18% (10.048).
o Agricultura y Pesca ha reducido su número de parados registrados un -4,49% (7.249).
En lo que se refiere al desempleo de los jóvenes menores de 25 años, ha disminuido en junio a un ritmo destacablemente superior a la media (16,5% en términos interanuales) y sitúa el agregado en 250.885 desempleados, al descender en 7.342 personas (-5,38%) respecto al mes anterior. Por su parte, el paro entre los mayores de 25 desciende a un ritmo del 3,55%.
Por género, el paro sigue estando feminizado. El desempleo masculino ha disminuido en casi 60.000 personas (-3,72%), mientras que el femenino lo ha hecho en poco más de 43.000 mujeres (-2,19%). Los datos de junio sitúan el número de hombres desempleados en 1.423.734 individuos y el de mujeres en 1.939.077.
Es interesante destacar también la reducción experimentada por el colectivo ‘sin empleo anterior’. El número de parados ha descendido un 3,3% (10.249 personas) y la cifra total se sitúa ya muy próxima a la barrera de las 300.000 personas (300.678).
Por último y si analizamos la evolución del desempleo en las distintas Comunidades Autónomas, destaca Cataluña por haber disminuido el número de parados en más de 18.000 personas, siendo también la zona en la que más contratos se han celebrado. Le siguen Andalucía y Galicia, que han reducido el número de desempleados en unas 10.000 personas cada una.

Contratos realizados

Junio ha sido un mes récord para la contratación, en lo que a volumen se refiere. Nunca antes se habían firmado más de 2.000.000 de contratos en un mes. En concreto, se han celebrado 2.089.520 contratos, lo que supone un 8,81% más que en el mismo periodo del año anterior (periodo que ya destacó por los buenos registros obtenidos).
Los contratos realizados en este mes han sido mayoritariamente temporales. Han supuesto un 92% del total (1.923.058 contratos), mientras que el número de contratos indefinidos se ha reducido en 805 respecto a mayo, al celebrarse un total de 166.462. A pesar de esta reducción en el número de contratos indefinidos celebrados, se trata de una cifra positiva que supone un avance del 12,17% respecto al año anterior.

Valoración ASEMPLEO

Llevamos tres años irrepetibles en lo que a creación de empleo se refiere y a la vista de los datos de junio, con los que ponemos fin a la primera mitad del año, todo parece indicar que 2017 será tan bueno como lo fue 2016.
A pesar de los factores de incertidumbre (internos y externos), la economía sigue manteniendo su fuerte ritmo de creación de empleo y el número de contratos celebrados crece a una velocidad sin precedentes. Si bien es cierto que la campaña de verano vuelve a ser excepcional, también lo es que los sectores relacionados con el turismo, no son los únicos que están contribuyendo a la creación de empleo y a la reducción de la tasa de paro, por lo que podemos afirmar que el tejido productivo español está en un muy buen momento.
El récord histórico que se ha experimentado en junio en el volumen de contratos celebrados, no es más que otra evidencia de que el mercado laboral español necesita de instrumentos de flexibilidad como es el empleo temporal, para poder hacer frente a las necesidades estacionales que caracterizan a una economía tremendamente condicionada por el calendario y cuyos picos de actividad suponen un impulso económico que favorece a la competitividad del país y al crecimiento de las empresas que, en todos los casos, redunda en una mayor creación de empleo.
En este sentido y entendiendo que, a la vista de la perseverancia de los buenos datos registrados, las reformas que se han llevado a cabo en el mercado de trabajo sí están produciendo efectos positivos en materia de recuperación y de reducción del desempleo, desde ASEMPLEO queremos insistir en la implantación de nuevas políticas que favorezcan esta flexibilidad tan demandada y necesaria para mantener el rumbo de los últimos años.
Aún estamos lejos de los 19.300.000 afiliados a la Seguridad Social y de los 2.000.000 de parados registrados y quedan muchos esfuerzos por hacer. La economía demanda reformas que permitan mantener los ritmos actuales y se necesita también un desarrollo mayor de las políticas activas de empleo, que favorezcan la empleabilidad de trabajadores y desempleados y que permita reinsertar en el mercado a los colectivos más vulnerables.

© 2019 Asempleo