Comunicación

Notas de prensa y comunicados

La recuperación del empleo se prolongará durante junio y julio

9 junio, 2020

La recuperación del empleo se prolongará durante junio y julio Los registros de la Seguridad Social de mayo arrojan un aumento de la afiliación de 97.500 personas respecto a abril El paro registrado aumenta en 27.000 personas hasta alcanzar la cifra de 3.850.000 desempleados De cara a los próximos tres meses, el indicador apunta a […]

La recuperación del empleo se prolongará durante junio y julio

  • Los registros de la Seguridad Social de mayo arrojan un aumento de la afiliación de 97.500 personas respecto a abril
  • El paro registrado aumenta en 27.000 personas hasta alcanzar la cifra de 3.850.000 desempleados
  • De cara a los próximos tres meses, el indicador apunta a una continuidad en la creación de empleo durante junio y julio, en línea con la tendencia del mes de mayo
  • La regulación de los ERTEs es el principal elemento de incertidumbre en el mercado de trabajo, ya que es muy probable que se traduzca en emnos ocupación y mayor desempleo
  • Habida cuenta de que todo apunta a nuevas prolongaciones de los ERTEs, nuestro indicador reduce la destrucción esperada de empleo a lo largo del año 2020, si bien las tasas de crecimiento interanuales serán negativas durante todo el año

Los registros de la Seguridad Social de mayo arrojan un aumento de la afiliación de 97.500 personas respecto a abril, lo que no evita, sin embargo, que la tasa interanual siga cayendo, hasta el -4,56% desde el -4,01% de abril.

El paro registrado aumenta en 27.000 personas hasta alcanzar la cifra de 3.850.000 desempleados. La tasa interanual aumenta en 4 puntos porcentuales hasta el 25,3% interanual desde el -21,1% de abril.

De cara a los próximos tres meses, el indicador apunta a una continuidad en la creación de empleo durante junio y julio, en línea con la tendencia del mes de mayo. La prolongación de los ERTEs por causa de fuerza mayor ligados a la pandemia y su desvinculación del Estado de Alarma contribuye a paliar el efecto (estadístico) sobre el empleo.

La regulación de los ERTEs es el principal elemento de incertidumbre en el mercado de trabajo puesto que es muy probable que su final se traduzca en una caída de la ocupación y en un aumento del desempleo, dado que muchas empresas no serán capaces de reabsorber a todos sus empleados llegado ese momento.

Habida cuenta de que todo apunta a nuevas prolongaciones de los ERTEs, al menos en los sectores más afectados por la crisis como Hostelería y Comercio, nuestro indicador reduce la destrucción esperada de empleo a lo largo del año 2020, si bien las tasas de crecimiento interanuales serán negativas durante todo el año, a causa del fuerte ajuste en el empleo producido en marzo.

Valoración ASEMPLEO

El inicio del levantamiento de las restricciones a la movilidad durante el mes de mayo ha reavivado la actividad económica, lo que se ha reflejado en el mercado de trabajo. Es todavía un pequeño movimiento partiendo de unos niveles de paralización sin precedentes. Además, el ritmo de reanudación de la movilidad en España es inferior al de otras economías europeas, lo que explica parte del coste diferencial que tendrá la crisis en nuestro PIB.

No obstante, los registros de mayo confirman que la destrucción de empleo más allá de los ERTEs se frenó en abril y ha comenzado a revertirse. Los sectores que más rápido ajustaron sus plantillas al inicio de la pandemia son también los que, haciendo uso de la contratación temporal, más están contribuyendo a la recuperación. Cabe esperar que a medida que se avance en normalizar el funcionamiento de la economía esta tendencia se mantenga.

Pero quedan todavía varias incertidumbres, que marcarán la profundidad de la herida en el mercado de trabajo. Por una parte, hay una brecha no explicada entre la caída neta en la afiliación desde mediados de marzo y el aumento en el paro registrado; puede deberse al cierre físico de las oficinas del SEPE, pero también a otros factores. Por otra parte, es muy probable que una parte de los casi tres millones de trabajadores bajo ERTE no puedan reincorporarse después del 30 de junio. Este flujo de salida de la ocupación pesará en las cifras en la segunda mitad del año.

Andreu Cruañas. Presidente de ASEMPLEO

Más información >

© 2020 Asempleo