Comunicación

Notas de prensa y comunicados

Los países con mercados de trabajo más flexibles presentan una mayor productividad

18 enero, 2018

LOS PAÍSES CON MERCADOS DE TRABAJO MÁS FLEXIBLES SON MÁS PRODUCTIVOS – La flexibilidad ordenada y gestionada por agentes profesionales de la intermediación, ha demostrado ser más eficiente en materia de productividad –   Los países con una productividad alta y superior a la nuestra, presentan un PIB per cápita superior y sus remuneraciones son […]

LOS PAÍSES CON MERCADOS DE TRABAJO MÁS FLEXIBLES SON MÁS PRODUCTIVOS

– La flexibilidad ordenada y gestionada por agentes profesionales de la intermediación, ha demostrado ser más eficiente en materia de productividad –

 

  • Los países con una productividad alta y superior a la nuestra, presentan un PIB per cápita superior y sus remuneraciones son mayores

  • En la fase de consolidación de la recuperación económica y del mercado laboral, la mejora de la productividad por hora, aunque tímida,  se ha unido a la creación de empleo

  • Destaca la mejora de la productividad en sectores como las actividades financieras y de seguros, la industria manufacturera y las actividades profesionales. Ha empeorado en las actividades inmobiliarias, el sector de información y comunicación y en la construcción

  • Los sectores económicos que más empleo han creado no presentan avances en productividad. Por el contrario, destaca la mejora de ésta en aquellos que han creado empleo de forma más moderada

  • En los países de la UE-28 en los que más horas se trabaja, menor es la productividad por hora trabajada

  • Los países que presentan mayores tasas de penetración de las ETT obtienen una mayor productividad por hora trabajada

  • País Vasco, Navarra, Murcia y Cataluña, han experimentado los mayores incrementos en la productividad. Canarias, La Rioja y Aragón, son las 3 CCAA que han empeorado su productividad

           

España destaca por su capacidad para crear empleo, pero no lo hace tanto por su productividad, a pesar de los avances que se están produciendo y en especial, en algunos sectores. ¿Qué falla en nuestro mercado laboral?


Panorama del mercado español en 2018

Nuestro país lleva años destacando en el entorno europeo por sus positivos ritmos de creación de empleo y por la importante velocidad a la que está consiguiendo reducir su tasa de paro y así va a seguir siendo en 2018, como adelantamos en el monográfico del mercado laboral del mes de diciembre. Sin embargo y aunque debemos seguir perseverando en esta materia, para continuar corrigiendo el elevado desempleo que aún existe, es momento de atender a mejoras de la calidad del empleo y  de promover un mercado de trabajo más eficiente. En este contexto, la mejora de la productividad de los trabajadores se presenta como una tarea pendiente que debemos abordar para garantizar el crecimiento y la competitividad económica. Como demuestra la evidencia internacional, los países con una productividad alta y superior a la nuestra, presentan un PIB per cápita superior y sus remuneraciones son mayores.

Evolución de la productividad en España

Durante los primeros años de recuperación económica, la mejora de la productividad fue prácticamente nula y los progresos del mercado laboral se sustentaban en el aumento del número de ocupados y de la cantidad de horas trabajadas. Sin embargo en la fase de consolidación de esta recuperación en la que nos encontramos, la mejora de la productividad por hora se ha unido a la creación de empleo. Si bien es cierto que en una magnitud sensiblemente inferior a la experimentada por los primeros y a la que sería deseable.

En términos globales, la productividad no está aumentando mucho en los últimos trimestres, pero sí hemos constatado avances importantes en algunos sectores económicos:

  • La industria manufacturera
  • Las actividades financieras y de seguros
  • Las actividades profesionales

No obstante, existe otro grupo de ramas de actividad en las que el comportamiento de la productividad ha sido opuesto y ha empeorado en el mismo periodo:

  • Actividades inmobiliarias
  • El sector de la información y comunicaciones
  • La construcción

Los sectores económicos que más empleo han creado durante  esta  fase,  no  presentan  aún  ganancias en la  productividad. Es más, en aquellas actividades donde la creación  de empleo ha sido más moderada, la productividad laboral ha experimentado mayores avances.

El ejemplo europeo

El pensamiento de que el empleo será de mayor calidad si aumentan las horas trabajadas por cada empleado, está muy extendido en nuestro país. Sin embargo, la evidencia europea muestra que no implica una mayor productividad, sino que suele suceder todo lo contrario. En los países de la UE-28 en los que más horas se trabaja, menor es la productividad por hora trabajada. Los países más productivos (Luxemburgo, Irlanda, Suecia u Holanda), trabajan menos horas que aquellos que lo son menos, como Rumanía, Polonia o Hungría.

Hablamos, por tanto, de que una mayor flexibilidad laboral favorece a la productividad y, atendiendo nuevamente al ejemplo europeo, podemos ir más allá: los países que presentan mayores tasas de penetración de las ETT obtienen una mayor productividad por hora trabajada.

  • Reino Unido, Austria o Luxemburgo, con tasas de penetración en el entorno del 3%, exhiben las productividades más elevadas de la UE-28, con datos que están muy por encima de la media.

Para poder medirse frente a los países europeos de referencia, España debería acometer medidas que efectivamente incrementaran la productividad. Un aspecto positivo a destacar es que, la economía española ha conseguido aumentarla manteniendo el número de horas trabajadas constantes, e incluso reduciéndolas ligeramente en los últimos dos años.

Productividad por Comunidades Autónomas

Prácticamente todas las Comunidades Autónomas han aumentado su número de ocupados y su productividad, en los últimos años, pero esta mejoría no ha sido homogénea en todo el territorio nacional. País Vasco, Navarra, Murcia y Cataluña, han experimentado los mayores incrementos en la productividad en la fase de consolidación de la recuperación económica. Cabe mencionar aquí que la Comunidad de Madrid, a pesar de ser una de las CCAA con mayor productividad de España, no la ha incrementado de forma significativa en estos últimos años, sino que su mejoría ha estado por debajo de la media del país.

Sólo tres CCAA han disminuido su productividad en el periodo analizado: Canarias (-0,7%), La Rioja (-0,5%) y Aragón (-0,2%).

 

La valoración de ASEMPLEO:

“Cada vez hay más evidencias de que la flexibilidad laboral no solo es necesaria para atender de manera satisfactoria a las necesidades económicas y sociales de la actualidad, sino que además, si se gestiona de forma ordenada y profesional, tiene múltiples beneficios para el mercado laboral, tanto cuantitativos, como cualitativos. Como llevamos años observando en los países de nuestro entorno, la flexibilidad controlada favorece el desarrollo de un mercado de trabajo más eficiente, con tasas de desempleados más bajas, mejores índices de absentismo laboral, una temporalidad más ajustada, índices de siniestralidad más bajos, retribuciones más elevadas y también, como demuestran los datos analizados en este monográfico, una mayor productividad.

Estas evidencias apremian a España a acometer las reformas necesarias para conseguir un mercado laboral más eficiente e inclusivo. No se trata ya solamente de crear empleo sino de procurar que el que se cree sea de calidad y favorezca a la consecución de un crecimiento económico sostenible que haga de nuestra economía una más productiva y competitiva en el mercado global en el que nos encontramos.

Se trata de favorecer el crecimiento de las empresas y de satisfacer las demandas del tejido productivo, para que puedan seguir creando empleo. Hablamos también de una adecuación óptima entre los trabajadores seleccionados para un puesto y las características de este último. Y en definitiva, el reto que se presenta para este ciclo de consolidación de la recuperación económica, pasa por dotar al mercado de los instrumentos que faciliten esa flexibilidad tan demandada en la situación actual y por la profesionalización de los procesos de intermediación laboral, que garanticen un uso más eficaz de los recursos humanos de los que dispone nuestro mercado de trabajo. Queremos seguir creciendo y podemos hacerlo, pero necesitamos implementar los cambios necesarios para que así sea.”

Andreu Cruañas

Presidente de Asempleo

 

Más información
© 2016 Asempleo