Comunicación

Notas de prensa y comunicados

El mal arranque de enero podría extenderse al conjunto del primer trimestre 2019

6 febrero, 2019

EL MAL ARRANQUE DE ENERO PODRÍA EXTENDERSE AL CONJUNTO DEL PRIMER TRIMESTRE 2019 La afiliación a la Seguridad Social de enero cae en 204.900 personas y la tasa de variación en términos interanuales se acelera hasta el 2,9%   El paro registrado aumenta en 83.500 personas en el mes de enero y la tasa interanual […]

EL MAL ARRANQUE DE ENERO PODRÍA EXTENDERSE AL CONJUNTO DEL PRIMER TRIMESTRE 2019

  • La afiliación a la Seguridad Social de enero cae en 204.900 personas y la tasa de variación en términos interanuales se acelera hasta el 2,9%

 

  • El paro registrado aumenta en 83.500 personas en el mes de enero y la tasa interanual se sitúa en el -5,5%

 

  • Nuestras previsiones señalan a una desaceleración del incremento interanual de la ocupación entre el 2,6% y 2,7% en los primeros meses del año 2019.

 

  • Para el conjunto del año, nuestro indicador prevé un aumento de la ocupación de 415.000 personas, correspondiente a un crecimiento del 2,1% anual

 

  • La tasa de paro, por su parte, experimentaría una reducción hasta el 13,9% en promedio anual en 2019

 

  • La persistencia de una tasa de desempleo muy elevada en términos comparados sigue produciendo más tapón en los colectivos más vulnerables.

 

  • La contratación temporal facilita que estas personas no pierdan el contacto con el mercado de trabajo y puedan ir mejorando su empleabilidad

 

Los registros de afiliación a la Seguridad Social en enero dejan una reducción del empleo de unas 204.900 personas, superior a la reducción experimentada el año pasado, que alcanzó entonces las 178.200 personas. En términos interanuales, la tasa de variación se desacelera hasta el 2,9% desde el 3,1% del mes anterior.

En cuanto al paro registrado, aumenta en unas 83.500 personas frente al incremento de 63.700 personas en enero de 2018. El aumento del paro registrado en el sector servicios tras el fin de la campaña navideña explica gran parte de este comportamiento. En términos interanuales, la caída del desempleo se frena por segundo mes consecutivo. La variación se sitúa en el -5,5% desde el -6,2% del mes anterior.

De cara a los próximos tres meses, nuestra previsión apunta a una desaceleración del incremento interanual de la ocupación tras la notable aceleración registrada a finales del 4T18, no obstante, el ritmo de avance seguiría siendo elevado. El crecimiento interanual oscilaría entre el 2,6% y 2,7% en los primeros meses del año 2019, un ritmo que continuaría siendo elevado y que seguiría situándose por encima del esperado para la actividad económica.

Para el conjunto del año, nuestro indicador prevé un aumento de la ocupación de 415.000 personas, correspondiente a un crecimiento del 2,1% anual.

La tasa de paro, por su parte, experimentaría una reducción hasta el 13,9% en promedio anual.

Valoración ASEMPLEO

Con los datos de enero se disipa una parte del ruido positivo del final del año 2018 y volvemos a la tendencia de suave desaceleración. La aceleración de la creación de empleo y la reducción del paro observada, especialmente, en diciembre, no era sostenible y el año 2019 nos devuelve a la realidad. Que no es mala, ni mucho menos, con la ocupación todavía creciendo por encima del 2,5% interanual. Los indicadores de actividad económica del inicio del año son positivos y contrastan en general con la debilidad que se observa en la zona euro. El consumo y los sectores de servicios mantienen el tono, aunque la debilidad en la industria y la demanda externa acabarán afectando, de alguna manera, al mercado de trabajo.

Mientras tanto, la persistencia de una tasa de desempleo muy elevada en términos comparados sigue produciendo más tapón en los colectivos más vulnerables. Por las características de edad y nivel de educación de ciertos colectivos que, claramente, han sido expulsado del mercado de trabajo, y por tanto, de empleabilidad difícil, su reincorporación al mercado de trabajo requiere del diseño e implementación de medidas específicas y de la utilización de todos los recursos disponibles en el mercado de trabajo.

La contratación temporal y a tiempo parcial facilita que estas personas no pierdan el contacto con el mercado de trabajo y puedan ir mejorando su empleabilidad. Las ETT y Agencia de  Empleo en España emplean cada año a más de 700.000 candidatos únicos brindando pasarelas al empleo estable a más de 35% de ellos y generando nuevas experiencias laborales a través de más de 4 millones de contratos realizados.

Andreu Cruañas. Presidente de ASEMPLEO

 

Más información >

© 2019 Asempleo