Comunicación

Notas de prensa y comunicados

Mes a mes se consolida la mayor intensidad de la desaceleración en la creación de empleo

8 noviembre, 2019

Mes a mes se consolida la mayor intensidad de la desaceleración en la creación de empleo Los registros laborales del mes de octubre se comportan según lo previsto. En octubre, la afiliación a la Seguridad Social ha aumentado en 107.000 personas respecto al mes anterior (+101.000 efectivos previstos) Desde una perspectiva histórica, este ha sido […]

Mes a mes se consolida la mayor intensidad de la desaceleración en la creación de empleo

  • Los registros laborales del mes de octubre se comportan según lo previsto. En octubre, la afiliación a la Seguridad Social ha aumentado en 107.000 personas respecto al mes anterior (+101.000 efectivos previstos)
  • Desde una perspectiva histórica, este ha sido un muy buen mes de octubre, concretamente el segundo mejor en lo que va de siglo, sólo por detrás del mes de octubre del año pasado
  • Por ramas de actividad, no se aprecian grandes cambios en la composición sectorial de las dinámicas de empleo, ni en la magnitud de las mismas.
  • Un mes de octubre más, Educación lidera la creación de empleo respecto al mes anterior (+151.087 afiliados más en el Régimen General). A la inversa, entre los sectores destructores de empleo, los 60.638 afiliados menos en Hostelería representan el peor dato en octubre de la década, cuando la creación de empleo previa a la temporada estival ha sido menor que en años anteriores, reflejando la proximidad a su máxima capacidad productiva
  • Los datos de paro registrado de octubre sorprenden negativamente al arrojar un aumento de 98.000 desempleados respecto al mes anterior (+55.000 previstos)
  • Respecto a los contratos, en octubre se registraron 2.224.757 contratos, lo que supone una reducción de 0,83% en términos interanuales

Análisis ASEMPLEO 

Los registros laborales del mes de octubre se comportan según lo previsto. En octubre, la afiliación a la Seguridad Social ha aumentado en 107.000 personas respecto al mes anterior (+101.000 efectivos previstos), lo que supone una desaceleración de la tasa interanual hasta el 2,30% (desde el 2,44% del mes anterior).

Desde una perspectiva histórica, este ha sido un muy buen mes de octubre, concretamente el segundo mejor en lo que va de siglo, sólo por detrás del mes de octubre del año pasado, en el que la afiliación creció en 130.000 personas. Estos buenos datos contrastan con lo ocurrido en los últimos meses, durante los cuales los datos de afiliación habían sido los peores desde el inicio de la recuperación.

A pesar de la fuerte creación de empleo, la tendencia decreciente en la afiliación es evidente. Prueba de ello es que la tasa interanual de crecimiento es la menor desde octubre de 2014. Es este punto el más destacable, en la medida en que mes a mes se consolida la mayor intensidad de la desaceleración en la creación de empleo de la que se anticipaba antes del verano.

Por ramas de actividad, no se aprecian grandes cambios en la composición sectorial de las dinámicas de empleo, ni en la magnitud de las mismas. Un mes de octubre más, Educación lidera la creación de empleo respecto al mes anterior (+151.087 afiliados más en el Régimen General). Cabe destacar que la afiliación en este sector en octubre lleva creciendo de manera ininterrumpida desde 2012, además de que, por lo general, no se trata de un sector muy expuesto al ciclo económico.

En el último caso, aunque aporte al crecimiento del agregado de afiliación, lo hace con menor intensidad de la reflejada en el mismo mes de años anteriores, lo que da continuidad a la ligera tendencia negativa observada en el sector desde el año 2017 y está en línea con otras señales de desaceleración procedentes del sector inmobiliario (demanda de vivienda y de otros activos comerciales). La industria manufacturera, por su parte, sigue sin evolucionar favorablemente, algo que cuadra con sus indicadores de coyuntura (PMI, confianza, sector exterior) y no con lo que dibujó la EPA del 3T19 (como comentamos hace dos semanas).

A la inversa, entre los sectores destructores de empleo, los 60.638 afiliados menos en Hostelería representan el peor dato en octubre de la década, cuando la creación de empleo previa a la temporada estival ha sido menor que en años anteriores, reflejando la proximidad a su máxima capacidad productiva. La destrucción de empleo en las Actividades Sanitarias y Servicios Sociales (-35.951 personas) es la mayor en un mes de octubre desde 2012. Actividades Profesionales y Comercio también destruyen empleo, en línea con lo ocurrido en meses de octubre de años anteriores. En este último caso, la destrucción de empleo se observa tanto en el régimen general, como en el de autónomos, lo que revela que el consumo de los hogares no está evolucionando tan favorablemente como parece anticipar la tendencia positiva de las ventas minoristas en septiembre o el rebote del consumo que reflejó la contabilidad nacional en el 3T19 (+1,1% trimestral).

Los datos de paro registrado de octubre sorprenden negativamente al arrojar un aumento de 98.000 desempleados respecto al mes anterior (+55.000 previstos). Este aumento del desempleo es el mayor registrado en un mes de octubre desde 2012, en plena crisis económica. En términos interanuales, la reducción del número de parados se frena con fuerza, al pasar del 3,83% en septiembre al 2,37% en octubre. Cabe destacar que, a estas alturas del año pasado, la tasa interanual se situaba en el 6,12%, lo que supone una caída de casi 4 puntos en apenas doce meses.

Respecto a los contratos, en octubre se registraron 2.224.757 contratos, lo que supone una reducción de 0,83% en términos interanuales. La contratación no caía en un mes de octubre desde el año 2011. Así, en lo que va de año, la contratación es un 4,83% menor a la registrada durante el mismo periodo de 2018. La jornada a tiempo completo es la que más se reduce, lo que constituye otra de las señales del enfriamiento del ciclo y de la incertidumbre que pesa sobre el sector empresarial.

Valoración ASEMPLEO

En conclusión, los registros de octubre ahondan en el proceso de enfriamiento del mercado de trabajo. El ritmo de creación de empleo se ralentiza con mayor intensidad a medida que pasan los meses. Queda por ver si el efecto del Black Friday y el anticipo de la Navidad contendrán esta senda de acusada ralentización. Especialmente preocupante resulta el aumento del desempleo, el mayor desde 2012, lo que parece indicar que los 3 millones de parados en nuestro país suponen un suelo, difícilmente reducible sin políticas estructurales. 

Andreu Cruañas. Presidente de ASEMPLEO

Más información >

© 2019 Asempleo